Thursday, March 03, 2005

REALIDAD O FICCIÓN

Desde que los primeros seres humanos poblaron la Tierra, con ellos surgieron los mitos, los cuentos, los personajes imaginarios. El teatro, la narración, la ficción, han servido al hombre para elaborar, digerir y afrontar los diversos aspectos de su vida.Todos ellos pueden ser ocasión de descanso y juego, aunque en no pocos casos se hayan usado como puerta falsa para escapar de la realidad y de las propias responsabilidades. Lo que sucede hoy es que, por una parte, existen formas de simulación y entretenimiento más tecnificadas que nunca, más envolventes y convincentes (cine, realidad virtual, videojuegos). Y, por otra, las personas incluso los niños están mucho más solas y aisladas que antes, carentes de vínculos humanos estables y duraderos. Esto último provoca problemas en el desarrollo de la propia identidad y la autoestima, básicas para poder mirar sin miedo la propia realidad y el mundo que nos rodea.
¿Los videojuegos sirven para escapar de la realidad?

LOS VIDEOJUEGOS NO SON JUGUETES

No todo el mundo tiene claro que a muchos videojuegos no se les puede incluir en el saco de los juguetes. Pero, de hecho, la edad media del consumidor de videojuegos supera los 20 años.
Los videojuegos son como los libros, las películas o los discos de música. Los hay para todas las edades, con toda suerte de contenidos y no debieran ser censurados por la misma razón que no se censura un libro o una película que contengan escenas violentas, lenguaje malsonante o sexo explícito. Los adultos tienen perfecto derecho a acceder a ellos.
Existe otro concepto clave para entender los videojuegos: comprender que en muchos casos se trata de una moderna forma de expresión artística. Obviamente no todos los juegos comparten esta aspiración, al igual que no todas las películas o los libros pretenden ser obras de arte.
¿Los videojuegos son una expresión artística?¿Deberían de ser menos violentos o existir algún tipo de censura?